Obrera

La cosecha de miel cae un 80% y una de cada 3 abejas mueren por el mal tiempo

Corren malos tiempos para el sector de la apicultura en el Bierzo. Las incesantes lluvias y la inestabilidad climatológica que persiste ya bien entrada la primavera han provocado una estrepitosa caída de la producción, tanto que «las colmenas no tienen miel ni reservas para ellas mismas», lamentó el presidente de la Asociación Leonesa de Apicultores, Javier Morán, cifrando en un 80% la caída de la producción y eso si la situación mejora y la floración del castaño se produce con normalidad. En ello están puestas ahora las expectativas, teniendo en cuenta que los mayores picos de producción en el Bierzo se dan entre la segunda quincena de mayo y los primeros quince días de junio. «Es cuando se produce más miel porque la floración está en pleno apogeo, pero ahora mismo no hay ni para las abejas, por lo que la mortalidad en las colmenas está siendo muy importante. Más de un 30% han muerto ya de hambre», explicó Morán.

Sin rastro de la ‘velutina’

Un telón de fondo nada consolador para un sector que mantiene también la vista puesta en la posible entrada de la temida ‘vespa velutina’ o avispa asiática. Precisamente, en el control de cualquier posible ejemplar de este avispón también ha afectado negativamente el mal tiempo. Las trampas para detectar su presencia ya se han colocado, por orden de la Junta de Castilla y León, pero aunque la ‘vespa velutina’ haya entrado ya en el Bierzo, es imposible detectarla. «Al estar lloviendo, no sale ni se mueve», dijo Javier Morán. Por ello, la Administración autonómica ha ampliado el plazo del ‘trampeo’ hasta el 30 de junio. Lo único cierto hasta el momento es que «en ninguna de las trampas colocadas ha caído ningún individuo de ‘vespa velutina’, aseguró el presidente del colectivo leonés de apicultores. Una noticia que, de momento, es positiva.

Lo que el sector conseguirá si cesan las lluvias es que no haya más bajas en las colmenas y que éstas consigan miel para garantizar sus propias reservas. En cuanto a la producción para la comercialización, el margen es ya muy reducido. Al menos así lo aseguró Javier Morán. «Los daños son ya irreversibles porque las bajas son las que son. La producción no va a llegar ni a un 20% con respecto a un año normal», afirmó. «Si mejora el tiempo, en el castaño sacamos la mitad de la producción, pero hay que contar con que las colmenas no tienen nada de miel. Ahora mismo, el Bierzo está sin producción. Todos los apicultores tenemos las miras puestas en el castaño cuando, ahora mismo, todas las colmenas deberían estar llenas y produciendo a pleno rendimiento».

El presidente de la Asociación Leonesa de Apicultores asegura que en los 17 años que él lleva dedicando a la producción de miel en la comarca no berciana «no había visto nunca las colmenas vacías y las abejas muertas por falta de alimento». Lo único que queda ahora es confiar en que el clima se estabilice y dé una tregua al sector para recuperar una parte de la producción. La climatología vuelve a poner en jaque el sector agropecuario berciano, también en el sector apícola después de conocer hace días un panorama parecido con la cereza.

Fuente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nueve + cuatro =