Fofucho del Buen Apicultor - Realizado por www.feuchas.com.es

Problema de colapso de colonias

Se llama problema de colapso de colonias (o Colony Collapse Disorder, CCD, por sus siglas en inglés) a un fenómeno de la década de los años 2000 por el que una cantidad considerable de abejas obreras de una colmena desaparecen abruptamente.

La causa o causas del síndrome no se comprenden bien, aunque muchas autoridades en la materia atribuyen el problema a factores bióticos, como una pandemia de ácaros Varroa que transmite a las abejas el virus de las alas deformes, o a otras enfermedades de las abejas, incluyendo la Nosema apis o el virus de parálisis aguda de Israel. También se han propuesto como causas el estrés por cambios en el entorno,9 desnutrición o pesticidas, por ejemplo neonicotinoides como el imidacloprid, y la apicultura trashumante. De forma más especulativa, se ha aludido a radiación de teléfonos móviles, y a cosechas modificadas genéticamente para incorporar un control de plagas, aunque no hay pruebas para ninguna de estas dos posibilidades. También se ha sugerido que la causa puede ser una combinación de factores.

Síntomas
En una colonia que colapsa por CCD generalmente ocurren todas estas condiciones simultáneamente.

– Presencia de cría de abejas obreras en la colonia abandonada. Las abejas normalmente no abandonan la colonia antes de que las crías hayan eclosionado.
– Presencia de comida almacenada, miel y polen (ambos):
i. que no es inmediatamente robada por otras abejas.
ii. que cuando es atacada por pestes de colmena, como polillas de cera (Achoroia grisella) o el pequeño escarabajo de las colmenas (Aethina tumida), el ataque es notablemente tardío.
– Presencia de la abeja reina. Si la reina no está presente, la colmena muere porque no la tenía, lo que no es considerado CCD.

Síntomas precursores que aparecen antes del colapso de colmena, son:
– Insuficiencia de abejas obreras para mantener las crias presentes.
– Las abejas obreras parecen ser abejas jóvenes adultas.
– Los miembros de la colmena son reacias a consumir la comida provista, como jarabe de azúcar y suplementos de proteína.

Fuente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno × 3 =